Gobernador Abarca

Por Juan E. Pardinas

3 de noviembre de 2014

Dice la sabiduría popular que el “hubieraes el verbo de los pendejos. Sin embargo, esta conjugación verbal es también la premisa de un apasionante género literario. En la novela La conjura contra América, Philip Roth se imagina qué hubiera sido de su infancia y su país con un filonazi en la Presidencia de Estados Unidos en 1940. Charles Lindbergh fue la primera persona en cruzar el Atlántico en un aeroplano. Su epopeya transoceánica le ganó la admiración colectiva y la celebridad global, pero el héroe del aire tenía una ominosa inclinación ideológica a nivel del suelo. Lindbergh estaba enfermo de antisemitismo y esta versión del odio lo acercaba peligrosamente a las posiciones del Tercer Reich en Alemania.

Roth juega con una realidad paralela donde Lindbergh gana la elección presidencial en EU. En nombre del pacifismo, el presidente aviador firma un acuerdo de paz con los nazis y Washington se declara neutral en la Segunda Guerra Mundial. La pluma de Roth construye una pesadilla verosímil, donde el antisemitismo de la Casa Blanca destruye la vida de la comunidad judía estadounidense y la fibra moral de la democracia norteamericana.

Ahora usemos el poder narrativo del “hubiera” en otro lugar y tiempo. La noche del 26 de septiembre de 2014, el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, estaba celebrando en un baile el informe de la presidenta del DIF y primera dama del ayuntamiento. Un grupo de estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa se dirigían hacia Iguala, donde la policía los detiene con golpes y amenazas, pero la sangre no llegó al río. Los estudiantes pasan dos días en la cárcel municipal y son liberados el domingo 28 por la mañana. La noticia ni si quiera aparece en la prensa local.

Meses más tarde, en el 2015, el matrimonio Abarca se convierte en el primer fondeador ilegal de la campaña electoral del PRD en Guerrero. El abstencionismo es el más alto en la historia de la democracia mexicana. Cuando los ciudadanos se quedan en casa el día de las elecciones, la victoria es para el partido con la mejor maquinaria de movilización electoral.

María de los Ángeles Pineda de Abarca gana el cargo que ocupaba su marido como alcalde de Iguala, la tercera ciudad más grande del estado. En el intercambio de favores y dineros, él es elegido como líder del PRD en el Congreso local, desde donde controla la inversión en obra pública municipal y la Auditoría Superior del Estado. La organización criminal Guerreros Unidos se desmoviliza parcialmente y sólo opera en ciudades gobernadas por los adversarios políticos de los Abarca. La situación de inseguridad mejora en Guerrero pero empeora en las entidades vecinas, especialmente en el estado de Morelos. Al igual que Ciudad Juárez en la década pasada, Cuernavaca se convierte en la capital nacional de la violencia.

En la prensa aparecieron reportajes sobre la corrupción y los lazos oscuros del dúo de House of Cards versión Iguala. Sin embargo, estas noticias apenas llegaron a convertirse en escándalo de páginas interiores. De tanto usarla, los mexicanos desgastaron su capacidad de indignación. La secuencia inagotable de obscenidades impunes los acostumbró a tomar con indiferencia la dosis cotidiana de corruptelas que aparecían en la prensa nacional. En esos años asesinaron a varios periodistas en Guerrero, pero nadie prestó demasiada atención porque Veracruz mantenía el primer lugar nacional en esta macabra competencia. Unos años más tarde, José Luis Abarca ya tenía listos los amarres y complicidades para llegar a la gubernatura de Guerrero y su esposa era diputada en el Congreso federal.

¿Los párrafos anteriores te sonaron a ciencia ficción o a un escenario tan pavoroso como posible en el México de hoy?

Galería | Esta entrada fue publicada en Resenciones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s