Venta Amañada

Por Manuel Jáuregui

Publicado el 22 de abril (Reforma)

No descartamos que se trate de una incompetencia extrema, de ésas que sólo nuestra burocracia puede obsequiar, pero como en México la regla de oro sigue siendo “piensa mal y acertarás” es muy probable que en realidad se trate de una jugarreta aviesa.

La cosa está así: nuestro Supremo Gobierno en su infinita sabiduría decidió después de casi 12 años que es muy menso para operar empresas, y anunció recientemente que pondría en venta un grupo de ingenios azucareros que todavía opera y que datan de la expropiación imbecílica (y, de pasada, inconstitucional) que decretó Fox al inicio de su gestión.

Se trata de los ingenios que fueron propiedad del Sr. Molina, y para cuya operación la SAGARPA creó una división especial para administrarlos.

Suena bien que el Gobierno decida sacudirse lo que no sabe hacer y deje a los particulares que saben participar en la producción mientras ellos se limitan a administrar. A simple oída parece bien que el Gobierno rectifique un error cometido por otro Presidente, sobre todo uno que milita en otro partido. El prietito en el arroz, sin embargo, no lo encontraremos en el “qué”, sino en el “CÓMO”.

Frecuentemente en nuestro País los problemas se derivan de la deficiente implantación de ideas sanas, conceptualmente intachables, pero que a la hora de ser aterrizadas son distorsionadas por la burocracia hasta quedar irreconocibles. Todo parece indicar que éste es el caso de la “venta” de los ingenios ex del Grupo Molina por parte del Gobierno.

Basten sólo dos datos insólitos para que, estamos seguros, surja en su mente como en la nuestra el espectro de la sospecha. La venta, según se dijo, será vía licitación y al mejor postor. Si usted fuera comprador el primer escollo a librar es establecer cuánto valen. Su valor lo determina su rentabilidad: la diferencia entre gastos e ingresos.

Aquí es donde surge el primer asegún: si usted acude al “cuarto de información” para recabar todos los datos para VALUAR los ingenios en venta se topará con que NO LE PROPORCIONARÁN información financiera. Pero, además, ahí le informarán que la “venta” de los ingenios no incluye la razón social de los mismos, sino sólo sus activos. Esto es, puro fierro viejo al que por 12 años no se le ha dado mantenimiento alguno.

Ningún inversionista potencial puede, basado en la escasa -y probablemente falsa- información que le ofrece la burocracia, ofrecer por un conjunto de empresas azucareras integrado por media docena de plantas, unas semiproductivas y otras no, sin disponer de los NÚMEROS más elementales. ¡Ni siquiera siendo de ellos, y muy probablemente más maquillados que una actriz del teatro kabuki!

Es tan absurdo este procedimiento que la mejor explicación posible de tanto onanismo es que “alguien” pretende encaminar la privatización a una licitación desierta. “Como no hubo ofertas, se declara desierta, y se venderán por asignación directa”. No les sorprenda, lectores, si con este rollo finalmente nos sale nuestra burocracia, ya que por lo que parece es hacia donde se quieren llevar las cosas.

¿Para qué? Para entonces vender por dedazo la pura cremita del grupo (un ingenio en particular) a alguien afín, amigo, socio o compadre, y esto a precio de ganga (y probablemente sin deudas, pasivos laborales o contingencias).

En suma, muy mal está llevada esta privatización que debe encender focos de alarma en los inversionistas.

Sin embargo, hay que poner esto en contexto de la “reforma energética” y en las licitaciones de campos, contratos y demás que este mismo Gobierno realizará. ¿Acaso se llevará este proceso de la misma deficiente manera que la privatización de los ingenios ex de Molina? Si en una parte del Gobierno se realizan estos “concursos” con las patas, es probable que este mal represente un contagio generalizado en TODA la burocracia.

De realizarse igual de mal, la entrada del sector privado al energético pudiera acabar llena de irregularidades, favoritismo y abusos al por mayor.

Y si no es así ¿por qué permiten a SAGARPA operar la venta de ingenios de esta manera tan truculenta?

Galería | Esta entrada fue publicada en Resenciones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s